• AdmisionADMISIÓN

    (999) 2525520

    CONMUTADOR

    (999) 2525521

    (999) 2525522

    (999) 2525523

  • Mailadmision@alianz.edu.mx
  • Location  CAMPUS LA PAZ
    Ave. de la Paz, Carretera Mérida Progreso, 97217, Mérida Yucatán, México
  • Location  CAMPUS LOS PINOS
    Calle 24 # 318 y 320 X 27 San Pedro Cholul, 97318, Mérida Yucatán, México

Blog Alianz

La disciplina formativa: Un medio para lograr la formación integral

La disciplina es un medio para ayudar al niño a ser capaz de dirigir su vida y poder cumplir con esta misión, alcanzando la felicidad.

Un aspecto fundamental en la información integral de la persona, y por lo tanto, en la educación en las virtudes es la disciplina.

Se ha dicho que educar es ayudar al niño a lograr cumplir la misión para la cual ha sido colocado por Dios en la existencia. Al cumplir esta misión logrará la felicidad y realización plenas a las que todo hombre aspira.

La disciplina es un medio para ayudar al niño a ser capaz de dirigir su vida y poder cumplir con esta misión, alcanzando la felicidad. La disciplina nunca debe verse como un fin en sí, sino que debe darse como un medio en función de la formación integral y la educación en las virtudes de la persona y debe ser vista y manejada desde un contexto trascendente de la educación.

No es una restricción arbitraria de la libertad y de la responsabilidad por parte de una autoridad, es un camino para saber hacer buen uso de la libertad.

El hombre necesita conquistar su comportamiento. Necesita reconquistar su orden interior. Necesita apoyos externos para lograr ese fin. La disciplina es un apoyo sólido en la educación en las virtudes, siendo las normas y reglamentas un medio para formarlas.

Mucho se discute sobre la necesidad o no de la disciplina, e incluso muchos padres de familia no han entendido este concepto, dejándose envolver por las teorías de la "familia democrática y la libertad de los hijos".

Los niños pequeños requieren disciplina porque:

a) Necesitan que los adultos les marquen los límites de su conducta, ya que ellos no son capaces de manejar su libertad adecuadamente.

b) Les brinda un sentimiento de seguridad, ya que saben con certeza lo que pueden y no hacer.

c) Les permite vivir según las normas aprobadas por el grupo social, y de esta manera se sienten aceptados y seguros.

d) Les sirve como motivación en sí, ya que el comportamiento esperado anima a los niños a cumplir lo que se les exige.

A medida que van creciendo, aprenden y hacen propias las normas porque saben que son para su bien. Aún así, siguen necesitando de una manos que les guíe y les ayude a formar su conciencia y a manejar su libertad.

En la etapa de la adolescencia, los jóvenes chocan con todo aquellos que signifique autoridad y disciplina, pero es en este momento en donde debe de intensificarse la labor de la disciplina formativo.

Disciplinar no siempre es fácil, pero debe de tenerse muy claro que al disciplinar a los niños y jóvenes:

  • Se les está dando un arma muy poderosas para poder tomar la vida en sus manos.
  • Se les ayuda a tener dominio de sí mismos, formando el carácter y la voluntad, fomentando la madurez de la propia persona.
  • Se logran en ellos las disposiciones de ánimo necesarias para poder cumplir con su misión.
  • Se les ayuda a desarrollar conciencia, la voz interior que es la guía para tomar sus propias decisiones y controlar su conducta, eligiendo hacer el bien y evitar el mal de una manera habitual y firme.