Tips para ayudar a los hijos en sus clases en el hogar, virtuales o presenciales

En nuestro rol como Padres es clara la responsabilidad que tenemos al momento de ser guía y participe en la educación de nuestros hijos, aún más cuando debido a la situación actual las clases se imparten en entornos virtuales. Es entonces crucial conocer o contar con recursos que nos permitan apoyar a nuestros hijos de la mejor manera posible, es por ello que en este blog te compartiremos los siguientes consejos:

  1. El papel de los Padres
  2. Rutinas y horarios
  3. El espacio de trabajo
  4. Eliminemos los distractores
  5. Motivación y descanso
  6. Conclusión
CONOCE MÁS DE ALIANZ

 

1. El papel de los Padres

 

La educación de los hijos no es solo trabajo del Colegio, sin duda tiene un peso importante, de ahí que muchos Padres se esfuercen en inscribir a sus hijos en la mejor de las escuelas, pero aún con excelentes profesores, planes de estudio e instalaciones de primer nivel, el trabajo se sigue repartiendo mitad Hogar y mitad Escuela.

Es así que entonces los mejores Colegios son aquellos que logran que los Padres se involucren en el aprendizaje de los niños, pero sin que sea una carga para ellos, conociendo que muchos son los que trabajan y tienen otras responsabilidades, adicional de que incluso hasta el entorno laboral de los Padres puede ser a distancia. Si con las clases presenciales este rol era importante, ahora en entornos virtuales se vuelve primordial.

 

 

2. Rutinas y horarios

 

Algo de suma importancia que aprenden nuestros hijos en una Escuela es ajustarse a rutinas, horarios y formalidades: desde respetar los horarios de entrada, salida, comidas o descansos, contar con una programación semanal de las clases, el uso de uniforme, códigos de conducta, etc. Por ello debemos de cuidar que el estudiante en casa siga contando con un horario y programa tanto diario como semanal, ya sea que lo proporcione el Colegio o no.

Podemos comenzar desde tener un horario para levantarse de la cama, desayunar, preparación de los materiales de estudio y el lugar, contar con breves descansos entre clase y clase si es posible, tiempo para terminar tareas o reforzamiento y repaso, entre otros. Es recomendable tener este programa en un lugar visible e incluso fomentar al estudiante que sea el encargado de armar o fijar sus horarios para que no sienta el día a día demasiado cargado.

 

3. El espacio de trabajo

 

En el Colegio cada estudiante tiene su lugar y espacio para trabajar, es así como nuestros hijos aprenden a preparar su área para sus labores diarias. Con el cambio de clases presenciales a virtuales, son muchas las familias que se vieron en la necesidad de preparar un lugar adecuado para que los hijos puedan tomar las clases en línea.

Contar con un espacio de trabajo cómodo y libre de distractores no solo se limita a un escritorio con suficiente iluminación y una cantidad de ruido leve, sino también a ayudar a nuestros hijos a preparar y manejar la computadora, sobre todo si se encuentran en los primeros años de la educación Preescolar o Primaria. Es entonces que un espacio de trabajo listo es tener un escritorio o área designada, que sea lo más cómodo posible o se ajuste a la manera de aprender de nuestro hijo, verificar que se cuenta con el material de estudio necesario, desde libros, lápices, o que la computadora, micrófono y cámara funcionen de la mejor manera según sea el caso.

 

4. Eliminemos los distractores

 

Establecer rutinas, horarios y un espacio de trabajo ayuda a que con el día a día, el estudiante se pueda volver en mayor o menor grado independiente, lo que ayudará en grados superiores de enseñanza. Pero no todos los estudiantes tienen la misma manera de aprender, para algunos será más fácil concentrarse mientras que para otros puede ser difícil si cuentan con los suficientes distractores para interrumpirlos.

Se entiende que como Padres, tendremos otras tareas o responsabilidades tanto fuera como dentro del hogar, pero es necesario encontrar un balance para apoyar y supervisar a nuestros hijos en su día a día y no solamente dejarlos frente a la pantalla o escritorio, sobre todo si son niños pequeños.

Encontremos aquello que pueda distraer fácilmente a nuestro hijo y eliminémoslo de su entorno, tener breves descansos con cortas actividades físicas puede ayudar a que retomen el hilo de su aprendizaje, como Padres debemos de aprovechar este tiempo en casa para la convivencia familiar y que sea un recurso más en la educación de nuestros hijos.

 

5. Motivación y descanso

 

Para nuestros hijos las clases pueden resultar monótonas y aburridas, incluso sentir que son demasiada carga para ellos. Un buen Colegio es aquel que ayudará a que las tareas no sean vistas como trabajo, sino más bien como actividades de reforzamiento, es entonces que nuestra labor como Padres y Tutores será mantener motivados a nuestros hijos a continuar con el mejor rendimiento en sus clases.

Puede ser desde otorgar premios o recompensas con base a resultados o programar espacios de distracción en el día a día de nuestros hijos. Debemos entender que, como niños o personas en crecimiento también necesitan un tiempo y lugar para distraerse, divertirse y convivir con amigos.

 

6. Conclusión

 

Para concluir debemos de tener presente que como Padres nuestra labor en el Hogar es importante, el cambio de la impartición de clases a entornos virtuales solo lo vino a resaltar aún más. Puede parecer duro y cansado, pero entendamos que nuestros hijos cuentan con nuestra ayuda. Si Colegio y Padres van de la mano en el aprendizaje, sin duda se obtendrán buenos resultados.

En Alianz, por ejemplo, cada uno de nuestros Docentes recibe una Capacitación para trabajar en línea. Todos ellos cuentan con la disposición y vocación para enseñar, entienden que cada estudiante tiene su ritmo y estas observaciones las comparten con los Padres para que juntos, ambas partes consigan que los niños tengan el mejor aprovechamiento y resultado en su educación.

 

Conoce más sobre Alianz "Todos los niveles, colegio privado"